Indulgencia

Todo pecado tiene una doble consecuencia, la CULPA y la PENA, la culpa es la ofensa hecha a Dios y la pena es el castigo que dicha ofensa merece; no basta con pedir perdón, además hay que reparar el daño causado, como un clavo en la madera, se quita el Leer más…